fbpx
rx2center medicina deportiva

Inflammaging: los 10 factores para evitarlo

inflammaging

Inflammaging, o envejecimiento inflamatorio, es el híbrido entre la creciente inflamación y el envejecimiento acelerado. Es un término que se refiere a la inflamación crónica de bajo grado que juega un papel importante en el proceso de envejecimiento y el desarrollo de enfermedades relacionadas con la edad.

A medida que envejecemos, la inflamación crónica puede dañar los tejidos y contribuir a enfermedades. También puede acelerar el proceso de envejecimiento en general. El término fue acuñado por Claudio Franceschi en el 2000 y desde entonces se ha investigado su influencia en la salud y la longevidad.

En este post vamos a ver 10 factores que hacen que el envejecimiento empiece a manifestarse a partir de los cuarenta años, lo que conduce al inflammaging y cómo trabajar en ellos desde una medicina preventiva, participativa y personalizada.

1. El factor músculo

Con el tiempo vas perdiendo masa muscular, lo que significa que se convierte en grasa y la grasa genera potentes compuestos inflamatorios. El envejecimiento empieza en tus músculos. Por término medio, pierdes dos kilos de músculo cada diez años.

Lo importante es centrarte en preservar y construir tu masa muscular antes de los cuarenta para evitar el inflammaging. Un entrenamiento personalizado y supervisado te permitirá hacer ejercicio físico de manera segura y eficaz.

inflammaging

2. El factor cerebro

Tus neuronas pierden flexibilidad y velocidad. Las sinapsis ya no son lo que eran antes, por lo que te cuesta más trabajo encontrar palabras. Se tiene la tendencia a olvidar más y recordar menos. Parte del problema es que tu cerebro acumula desechos y se oxida por culpa de los radicales libres.

Los estudios realizados han demostrado que el cerebro se vuelve resistente a los beneficios del estrógeno alrededor de los cuarenta y tres años, lo que provoca cambios de humor. El hipocampo se encoge, especialmente si estás estresado.

El exceso de cortisol mata neuronas, incrementando la producción de placa beta amiloide, lo que te pones en riesgo de sufrir declive mente mental y Alzheimer.

Tenemos que enfocarnos en mantener sano el cerebro con una dieta alta en antioxidantesHay tres maneras principales de hacerlo para evitar el inflammaging:

3. El factor hormonal

Tus hormonas tampoco mejoran. Con la edad, hombres y mujeres producimos menos testosterona, lo que implica una mayor producción de grasa. El equilibrio entre DHEA (dehidroepiandrosterona) y cortisol también se descontrola.

Las mujeres producimos menos progesterona y, en ocasiones, más estrógenos. Tu tiroides se vuelve menos activa, lo que tiene el mismo efecto en tu metabolismo y, como consecuencia, vas subiendo de peso. Te entra más frío.

Con el tiempo es más difícil conciliar y llegar a etapas profundas del sueño, lo que también incrementa el cortisol y reduce las hormonas antiaging (antiedad), como la melatonina y la hormona de crecimiento. Más cortisol y menos hormona de crecimiento quieren decir más arrugas, más envejecimiento y mayor mortalidad y morbilidad, y así, más riesgo de inflammaging.

Menores niveles de estrógeno, progesterona, DHEA y testosterona desencadenan la tormenta perfecta para tu peso, tu humor, tu cerebro, tus huesos, tu belleza y tu salud. Tus células se vuelven resistentes a la insulina, lo que eleva tu azúcar en sangre. Esto produce niveles de azúcar más altos, lo que hace que tengas más antojos, amigas y tu apariencia sea de alguien mayor.

Aquí lo importante es comer y dormir bien, y hacer ejercicio para apoyar la desintoxicación y revertir los problemas hormonales. Para ello puedes apoyarte en estudios genéticos que apoyan una medicina preventiva y nutrición personalizada.

inflammaging

4. El factor intestino

El 70% de tu sistema inmune está en el intestino, así que este es el campo de batalla de la inflamación. El intestino es la primera línea de defensa ante cualquier agente externo, por lo que tu ejército lo tiene bien fortificado. El tipo de microbiota que tengas determina en gran parte cada aspecto de tu vida y salud y tu probabilidad de tener inflammaging.

Complementa la información: Qué es el microbioma intestinal

El problema es que una mala alimentación, alta en grasas saturadas, azúcar y alimentos procesados, junto con un estilo de vida insano, alteran las poblaciones de bichos que viven en tu intestino. Esto acaba permitiendo un crecimiento importante de microorganismos patógenos que generan compuestos inflamatorios y debilitan a aquellos que generan compuestos antiinflamatorios.

Se sabe que con la edad las poblaciones de bacterias beneficiosas disminuyen. Un desequilibrio de la microbiota (disbiosis) afecta al estrógeno y a la testosterona. La disbiosis puede generar enzimas como la betaglucuronidasa, lo que aumenta los estrógenos desfavorables y reduce los protectores. El cortisol acaba de rematar la faena, ya que genera más disbiosis y además pincha agujeros en tu intestino, lo que se conoce como intestino permeable.

inflammaging

El intestino es también la barrera que sirve para impedir la entrada de proteínas dañinas en el organismo. Cuando esa barrera o frontera se rompe, permite la irrupción de un tsunami de sustancias perjudiciales en el torrente sanguíneo y que el sistema inmune se ponga en pie de guerra constante con sus armas inflamatorias.

El intestino permeable es probablemente la causa más importante de inflamación sistémica y del desarrollo de enfermedades inflamatorias o autoinmunes.

Tu microbiota no solo se comunica interiormente, sino también con sus bacterias hermanas, la mitocondria. La mitocondria evolucionó de bacterias y hoy son pequeñas fábricas que viven en tus células y dictan la producción de energía. Su comunicación es a través de «mensajes de texto» llamados posbióticos, como gases, butirato, metano, etcétera.

Existen mensajes inflamatorios y mensajes antiinflamatorios, en función del tipo de bacterias que tengas en tu intestino. Y el tipo de bacterias dependerá de tu alimentación.

Entre nuestras pruebas, en la sección de genética, encontrarás la prueba GoodGut, que te ayudará a tener una microbiota equilibrada y saludable. Con esta prueba, experimentarás muchos beneficios para la salud:

  • Mejorar la digestión y el sistema inmunológico
  • Reducir el inflammaging
  • Mejorar la salud mental
 

Aprende más sobre la microbiota:

5. El factor tóxico

Nuestros cuerpos están equipados con un sistema muy sofisticado de limpieza y desintoxicación. Sin embargo, durante la mayoría del tiempo sobrepasa su capacidad de funcionamiento, ya que es atacado por todos lados. Las toxinas están por todas partes: agua, comida, productos de limpieza y belleza, medicinas, muebles y coches, etcétera.

La carga tóxica del siglo XXI está excediendo la capacidad que tiene nuestro cuerpo para depurar y desintoxicar. Esto lleva a que aparezcan ciertas enfermedades, sobrepeso, problemas hormonales y cansancio.

No podemos impedir toda la toxicidad que nos invade, pero ya tenemos mucha información sobre cómo evitar gran parte de ella y cómo ayudar a nuestro cuerpo en el proceso de desintoxicación y, así, evitar el inflammaging.

El estudio genético de detoxificación hepática permite conocer la actividad y eficacia de las enzimas del hígado para metabolizar y eliminar todos los productos tóxicos, tanto los producidos por el propio organismo como aquellos que procedan del exterior.

Esto nos permite conocer de forma personalizada los nutrientes necesarios para activar o desactivar las enzimas hepáticas y evitar muchos de los trastornos que ocasiona la acumulación de estos.

Complementa la información: Limpieza del hígado

6. El envejecimiento

El proceso de envejecer viene acompañado, por un lado, de un debilitamiento del sistema inmune y, por otro, de una activación crónica de aquellas células que producen inflamación.

Aunque no podemos evitar el envejecimiento sí podemos evitar el inflammaging a través de un estilo de vida que no sea saludable y podemos conocer tu grado de estrés oxidativo y de las defensas antioxidantes de tu cuerpo y establece run plan para que te cuides a favor. Esto lo conseguimos con el estudio genético Aging.

7. Las rutas del envejecimiento

Existen rutas del envejecimiento y rutas de la vitalidad. Las que tú actives van a depender de tu estilo de vida. Las rutas del envejecimiento son la insulina y M-TOR. Una se activa con el azúcar y la otra con las proteínas.

Tenerlos niveles de azúcar altos o vivir en una continua montaña rusa de niveles de azúcar en sangre genera una secreción exagerada de insulina.

La glucosa en exceso es un problema ya que al ser tan pegajosa causa la producción de productos finales de glicación avanzada, reacción natural de la glucosa que carameliza y destruye proteínas como el colágeno y la elastina. También origina inflamación y contribuye al declive de la salud de la población, produciendo estrés oxidativo y radicales libres y, así, aumenta el riesgo de inflammaging.

Si quieres mantener tu cuerpo activo y evitar el envejecimiento prematuro, toma el control de tu salud desde hoy.

En nuestro Programa de Salud Integral te ayudamos a mejorar el rendimiento y bienestar físico y mental ayudándote a alcanzar un nivel de salud óptimo combinando análisis y tratamientos basados en la evidencia científica: técnicas prácticas de fisioterapia, biomecánica 3D, neuroentrenamiento, estudios genéticos, entrenamientos y alimentación personalizada, entre otros.

8. Alimentación e inflammaging

Después del propio proceso de envejecimiento, la alimentación es probablemente un factor importante que puede acelerar o frenar la inflamación asociada con el envejecimiento.

Ciertos alimentos funcionan como gasolina para la inflamación exacerbándola; otros la mantienen a raya y aun actúan como bomberos generando cientos de compuestos que circuyan por tu organismo apagando fuegos.

La alimentación es el arma más poderosa que tenemos hasta hoy para modular el proceso de inflamación y si es un plan basado en tu genética y en las necesidades específicas de tu cuerpo más.

La nutrición con un enfoque personalizado y único te generará resultados eficaces para evitar el inflammaging. No todos tenemos las mismas necesidades nutricionales, por lo que un plan alimenticio adaptado a nuestras características genéticas puede marcar la diferencia.

Además, este enfoque personalizado también puede ayudarnos en la gestión de peso de manera efectiva, ya que se tienen en cuenta nuestros objetivos y condiciones específicas.

Al mismo tiempo, una nutrición adecuada puede contribuir a mejorar nuestro rendimiento en diversas áreas, ya sea en el deporte, el trabajo o cualquier actividad que realicemos.

Con la genética, también es posible identificar intolerancias y alimentos que nuestro organismo procesa mal, lo cual nos permite evitarlos y mantener una alimentación adecuada. Y como decíamos, nutrición basada en tu genética puede desempeñar un papel crucial en la prevención de enfermedades y evitar el inflammaging. Esto sucede porque nos brinda los nutrientes necesarios para fortalecer nuestro sistema inmunológico y mantener un estado óptimo de salud.

 

Aprende más sobre nutrición:

9. Estilo de vida

Una vida sedentaria y la falta de sueño funcionan como un dúo dinámico que puede favorecer el inflammaging. Por desgracia, estos dos factores son muy habituales en nuestra sociedad. Dormimos poco y mal, lo que desata una cascada hormonal liderada por el cortisol, generando inflamación y sobre todo antojos por alimentos insanos.

Necesitamos trabajar en una rutina de sueño que nos permita alcanzar un sueño reparador e ininterrumpido.

Por otro lado, el deporte es probablemente el arma antiaging más potente que tenemos ya que reduce la edad biológica de todos los biomarcadores y activa la ruta de la vitalidad.

Un entrenamiento personalizado y supervisado te permitirá hacer ejercicio físico de manera segura y eficaz.

Aprende más: 

10. La conexión entre mente y cuerpo

Es el aspecto más olvidado. Pensamos que si comemos bien y hacemos ejercicio todo saldrá bien, pero nos olvidamos de lo importante que son nuestras emociones y pensamientos.

Gracias a estudios epidemiológicos e investigaciones sobre las zonas azules, sabemos que los siguientes aspectos funcionan como antídotos o desaceleradores de inflammaging:

  • Nuestro estado de ánimo
  • La comunidad en la que vives
  • Que te sientas solo o no
  • Que tengas relaciones positivas
  • Un propósito de vida 

Obtén el equilibrio mente cuerpo.

Cómo podemos ayudarte con el inflammaging

Mantener nuestro cuerpo activo y evitar el envejecimiento prematuro requiere abordar varios factores clave.

El concepto de «Inflammaging» nos muestra la relación entre la inflamación crónica y el envejecimiento acelerado, lo cual desempeña un papel importante en el desarrollo de enfermedades relacionadas con la edad.

Para abordar todos estos factores de manera efectiva, es importante considerar el cuidado de tu salud a través de medicina preventiva, participativa y personalizada.

Combinando análisis y tratamientos basados en la evidencia científica: técnicas prácticas de fisioterapia, biomecánica 3D o neuroentrenamiento, entre otras, podemos obtener información personalizada sobre nuestro organismo, cuidar nuestra salud y adoptar nuevos hábitos de estilo de vida para mantenernos saludables y activos a medida que envejecemos.

Con un enfoque integral y científicamente respaldado, nuestro equipo multidisciplinar puede ayudarte a mantenerte enérgicos y evitar los efectos negativos del envejecimiento

Ven a nuestro centro de la Finca, en Pozuelo de Alarcón, Madrid. Hazte cualquier de nuestros test genéticos preventivos y evita el inflammaging y cualquier patología del envejecimiento.

¿Quieres saber más sobre cómo cuidarte? ¡Quédate en nuestro blog!

Bibliografía

  • Larrea, B. (2021). Tu cuerpo en llamas: Todas las claves para combatir la inflamación y revertir el envejecimiento. Grijalbo.
  • Arponen, S. (2022). Es la microbiota, idiota! Ediciones Urano.
  • Chilton, F. H., & Tucker, L. W. (2005). Inflammation Nation: The First Clinically Proven Eating Plan to End Our Nation’s Secret Epidemic. Simon & Schuster.
  • Challem, J. (2010). The Inflammation Syndrome: Your Nutrition Plan for Great Health, Weight Loss, and Pain-Free Living. Wiley.
  • Black, J. K. (2006). The Anti-Inflammation Diet and Recipe Book: Protect Yourself and Your Family from Heart Disease, Arthritis, Diabetes, Allergies, and More. Hunter House.
  • Reinagel, M. (2006). The Inflammation-Free Diet Plan. McGraw-Hill Education.
  • Longo, V. D. (2018). The Longevity Diet: Discover the New Science Behind Stem Cell Activation and Regeneration to Slow Aging, Fight Disease, and Optimize Weight. Avery.
  • Blackburn, E., & Epel, E. (2017). The Telomere Effect: A Revolutionary Approach to Living Younger, Healthier, Longer. Grand Central Publishing.
    Jennings, T. R. (2012). The Aging Brain: Proven Steps to Prevent Dementia and Sharpen Your Mind. Revell.
  • Bredesen, D. (2017). The End of Alzheimer’s: The First Program to Prevent and Reverse Cognitive Decline. Avery.

 

Compártenos:

Facebook
Twitter
Pinterest
LinkedIn
ADD COMMENT

Similares

Otras noticias